En qué consisten las obligaciones negociables en dollar-linked - TSA Bursátil

21 de julio de 2020

¿En qué consisten las obligaciones negociables dollar-linked?

Desde principio de año, aumentaron las licitaciones de obligaciones negociables dollar-linked y cada vez son más los inversores que las buscan. A continuación, brindamos toda la información sobre esta tendencia bursátil.




Más allá del contexto socioeconómico, las empresas deben recurrir a actividades de financiamiento para avanzar con sus proyectos, efectuar inversiones en capital de trabajo y cubrir servicios de deuda financiera emitida. La flexibilidad de la bolsa de valores posibilita captar estas necesidades de financiamiento y de inversión de manera competitiva. Eso vemos, por ejemplo, con las obligaciones negociables (ONs) dollar-linked.


¿Qué son las ONs?

Para comprender estos instrumentos, comencemos por las obligaciones negociables (ONs). Estas últimas básicamente son títulos similares a los bonos soberanos, pero emitidos por empresas privadas. 

Cada emisión de ONs cuenta con sus propias condiciones que se especifican en el documento llamado “prospecto de emisión”. Allí se detalla su moneda de integración, forma y plazos de amortización del capital, interés y garantías (en caso de existir). La tasa puede ser fija o variable y, normalmente, el pago de renta se realiza de manera periódica cada tres o seis meses.


¿Qué son las ONs dollar-linked?

Una opción para invertir en herramientas dolarizadas utilizando pesos. Son ONs o bonos corporativos que están denominados en dólares, pero pueden integrarse en pesos al tipo de cambio oficial (por lo general, según BCRA A3500). A su vez, los pagos de servicios de capital e interés también se realizarán en pesos, considerando el tipo de cambio oficial vigente a la fecha de los mismos. De esta manera, se conserva el valor de la inversión en dólares oficiales y genera un rendimiento adicional.


¿Por qué se licitan ONs en dollar-linked?

Las restricciones introducidas en el Mercado de Cambios y la incertidumbre sobre el futuro de esas medidas, hacen de las ONs dollar-linked una alternativa conservadora para aquellas empresas que las emiten. Debido a la incertidumbre macroeconómica tanto local como global que enfrentamos en este 2020, las emisores prefieren tomar los recursos que necesitan a través del mercado local y en moneda local. 

Por su parte, a través de las ONs en dollar-linked, los inversores pueden lograr una cobertura contra la variación del tipo de cambio oficial y generar una renta utilizando sus pesos ociosos, mientras que las compañías captan financiamiento en un contexto de restricciones cambiarias y alta disponibilidad de pesos. Aunque con este tipo de inversiones se asume un riesgo crediticio, quienes estén interesados se ahorran el pago de las tasas implícitas asociadas a los futuros de dólar y el pago de diferencias diarias. 

Desde principios del 2020 comenzaron las colocaciones dollar-linked en emisiones de compañías que, por lo general, ofrecían en una misma operación obligaciones negociables (ONs) en dólares, dollar-linked y en pesos atados a tasa Badlar más un margen. En el último tiempo, la captación de fondos se focalizó principalmente con aquellas atadas al tipo de cambio oficial. 

Sin más, debido al contexto del mercado local e internacional, las necesidades de los inversores y empresas encontraron un equilibrio en la utilización de ONs dollar-linked.


¿Cuáles empresas licitaron ONs dollar-linked?

El perfil de las empresas que han recurrido y recurren a estas emisiones es variado, pero predominan aquellas de primera línea como: YPF, Cresud, IRSA, Petroquímica Comodoro Rivadavia, Pan American Energy, entre otras. 

Las empresas acuden a este tipo de instrumento bursátil por diversos motivos. Por ejemplo, muchas empresas están vinculadas al comercio exterior y liquidan sus exportaciones al tipo de cambio oficial o las características de sus contratos de locación contemplan la modalidad dollar-linked. De esta manera, no se genera ningún tipo de descalce entre la generación de flujo y los pagos de servicios de los instrumentos.

A modo de resumen, en el mes de junio se realizaron nueve colocaciones de compañías no PyMEs con montos que promediaron los 42 millones de dólares por operación. 

El plazo promedio de las operaciones que se realizaron en junio se ubicó en torno a los 18 meses y la tasa de corte alrededor de 2,49%. Empresas de primer nivel, como John Deere Credit Compañía Financiera y Banco Supervielle, lograron colocar a tasa cero. Otras, como fue el caso de YPF y Cresud, consiguieron tasas entre 1,5% y 3,5%. 

Por su parte, aquellas firmas con perfiles de flujos de fondos más volátiles y con mayor riesgo regulatorio o una historia más corta en el mercado local, obtuvieron tasas más altas. Este fue el caso de Generación Mediterránea y Rizobacter, con tasas de 6,50% y 4,73% respectivamente. 

Aunque se realizaron colocaciones más restrictivas (como John Deere Credit cuya cantidad mínima fue de 15.000 dólares), en general estos instrumentos son relativamente accesibles para inversores minoristas. Las láminas mínimas se situaron entre 200 o 250 dólares, a ser integrados en pesos según el tipo de cambio oficial aplicable.

Tal fue la relevancia que obtuvieron las ONs en dollar-linked que distintas sociedades gerentes de Fondos Comunes de Inversión comenzaron a rearmar sus fondos dollar-linked. En sus carteras no sólo tienen un lugar central las obligaciones negociables, sino también los llamados “sintéticos”. Éstos consisten en la compra de instrumentos en pesos, como letras o bonos atados al CER y “calzarlos” con la compra de futuros de dólar. De esta manera, se configura una herramienta análoga al dollar-linked. 


Para conocer las próximas licitaciones y oportunidades de inversión, recomendamos suscribirse a nuestro WhastApp. De lunes a viernes, enviamos alertas, novedades e información del Mercado de Capitales. 

Más novedades